Hemos sido siempre responsables y sabemos reconocer los logros políticos, sociales y económicos de este gobierno; desde ese lugar nos sentimos con la autoridad moral para reclamar cuando debemos hacerlo. Este es el caso, por eso paramos los bancarios:

1) porque defendemos los Derechos Humanos, no podemos admitir 36 despidos por causas gremiales en la Caja Popular de Tucumán, que el Gobierno de Alperovich no respete la resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación que reincorpora a esos despedidos, menos que la policía de Tucumán hiera con sus disparos a 22 bancarios, tan seres humanos como cualquier habitante de esta Nación.

2) porque defendemos la actualización de nuestros salarios en paritarias desde 2003 y no es justo que se anulen en gran parte sus resultados vía un injusto impuesto a las ganancias a ingresos que tienen carácter alimentario, destinados también a la vivienda, salud y otras necesidades básicas de las familias.

En relación al primer punto, no es admisible la ausencia de Justicia en Tucumán, ESTA SITUACIÓN ES UNA VERGÜENZA PARA LA DEMOCRACIA.

En relación al segundo, hace muchos años que sostenemos que es imprescindible una reforma tributaria si se quiere crecer con empleo y justicia social. En 2010 nos movilizamos al Congreso reclamando que paguen más quienes más ganan, realizando propuestas concretas.

Nos queda claro que del IVA y el Impuesto a las Ganancias se asignan recursos a la Seguridad Social, que no debe desfinanciarse, pero también recordamos que ello se debe a una no rectificada rebaja de los aportes empresarios impuesta por Menem y Cavallo. El problema es a quién debe cobrarse el IVA. Y como se soluciona el parovoso incumplimiento tributario estimado en no menos del 30%, en tanto sucesivos e ineficaces blanqueos premian a los evasores y la vinculada fuga de capitales.

Hoy la situación se agravó para las familias con ingresos alcanzados por ese impuesto a las ganancias, absorbiendo en gran parte lo logrado en las paritarias, mientras los sectores económico-financieros más concentrados son beneficiados por la devaluación que ellos provocaron. Los bancos, en particular, han obtenido rentas extraordinarias. Para agravar la situación la reglamentación está plagada de errores que, junto a la “tablita” de alícuotas progresivas que permanece fija desde el año 2000, potencian ese injusto tributo y la inequidad.

POR ESO PARAMOS Y NOS MOVILIZAMOS
RECLAMAMOS JUSTICIA Y SOLUCIONES
JUNIO 18 Y 19, PARO DOS ÚLTIMAS HORAS DE ATENCIÓN AL PÚBLICO
La continuidad de estas legítimas medidas de acción gremial será determinada por nuestro Congreso Nacional el 27 de junio.

SECRETARIADO GENERAL NACIONAL DE LA ASOCIACION BANCARIA

Sergio Palazzo
Secretario General
Andrés R. Castillo, Lisandro Aguirrezábal, Carlos Cisneros, Patricia Rinaldi, José Lupiano, Cristina Maino, Carlos Irrera, Walter Rey, Mariel Iglesias, Gustavo Díaz, Enrique Ramirez, Liliana Lafauci, Jorge Dipierri, José Giorgetti, Juan Pallo, Luis Ortega, Aldo Acosta, Analía Lungo, Rosa Sorsaburu, Claudia Ormachea, Eduardo Negro, Eduardo Berrozpe.