El día 18 de Febrero, el Presidente Macri anunció cambios en el gravamen, que eran esperados desde hacía tiempo por sectores que, como el nuestro de la cuarta categoría en Ganancias, sufrían agresivamente y de manera muy generalizada ese impacto impositivo.

De allí, surge en primera instancia la anulación del Decreto 1242/2013 que determina el nuevo alcance del tributo para alrededor de un millón de personas que se encontraban exentas hasta ahora. Esta decisión amplía sorpresivamente la base de trabajadores que deberá afrontar ésta imposición.

Vemos con preocupación ésta situación, ya que entendemos que la expectativa tenía que ver con reducir el gravamen y hacerlo más equitativo. Si por ejemplo, tomamos el caso de un compañero soltero que actualmente cobre $ 18.880 netos, y en Agosto de 2013 no superaba los $ 15.000 que fijó el Decreto 1242, ahora tributará; e incluso retroactivamente a Enero.

Los beneficios de las modificaciones alcanzan sólo a unas 180.000 personas. En nuestro Gremio aún no se han cerrado las Paritarias para el corriente año. Si estuviésemos acordando, por ejemplo, un 30% de mejora salarial, calculamos que pagarían Ganancias los que HOY perciben los siguientes haberes brutos:

Soltero $ 17.500

Casado (sin hijos) $ 20.330

Casado (con 2 hijos) $ 23.170

Nuestra Organización hace años que viene reclamando por una verdadera  reforma tributaria. Observando el criterio del nuevo gobierno que prometió que los trabajadores no íbamos a pagar Impuesto a las Ganancias, es impostergable la discusión sobre ésta cuestión: cuando en todo el mundo el Impuesto a las Ganancias es considerado un tributo progresivo, que sirve para la redistribución, en donde aporta más el que más tiene, en nuestro país se utiliza políticamente y, como podemos verificar, cada vez perjudica a mayor cantidad de trabajadores.

logobicentenariocolor