Trabajo digno para todos – Hay que frenar el ajuste

Llevamos 18 meses de un Gobierno que vino a quitarnos derechos, a profundizar la pobreza, a consolidar la inequidad y la injusticia.

Desde la asunción del Presidente Macri y la implementación de sus políticas, hubo un giro de 180 grados respecto a los sectores que se empoderan en su gobierno.

Esto se observa cuando se define claramente que los sectores más ricos de la Argentina, dejan de pagar retenciones o les disminuyen sus impuestos y los trabajadores siguen pagando impuesto a las ganancias, incumpliendo de este modo su promesa electoral de la eliminación de dicho impuesto sobre los salarios.

Enjuician a los jueces- que conforme a la legislación fallan a favor de los trabadores con el solo objeto de amedrentar y disciplinar a la justicia, cuando no pueden disciplinar a los sindicatos.

Ponen trabas burocráticas con una ley de ART que no previene, sino que busca diluir el reclamo de los trabajadores por un accidente de trabajo.

Intentan por vía de inflación o quita de derechos disminuir el costo laboral.

Fomentan el descontrol de precios y la suba salvaje e insensible de las tarifas de servicios públicos.

Vuelven al perimido y fracasado intento de financiarización de la economía, dándole prioridad a esa financiarización por encima de los esquemas productivos que se venían desarrollando en nuestro País.

Desregulaciones exacerbadas de la economía y principalmente del sector financiero, apertura de importaciones que perjudica la industria nacional y un avance tecnológico sin control, que en lugar de estar al servicio de la mejora de la calidad de vida del trabajador, actúa solo como una rebaja de costo laboral para maximizar las rentabilidades de las empresas haciéndole perder el trabajo a decena de miles de trabajadores en nuestro País.

Estas políticas han generado Caída del empleo, caída del poder adquisitivo del salario, caída de la actividad económica y una peligrosa caída del consumo, más aún si consideramos que en nuestro País el consumo Interno, supera el 70% del PBI

A esto hay que agregarle un endeudamiento sin precedentes de más de 100.000 millones de dólares, de los cuales casi el 70% está contraído en moneda extranjera y una fuga de capitales de 25.000 millones de dólares en los primeros meses de gobierno

Debemos agregar, que la tan mentada Reparación a los jubilados termino siendo un blef y un sistema de chantaje mediante el cual para reconocerle sus derechos a nuestros jubilados se los condiciona a aceptar quitas sobre los montos de sus acciones judiciales iniciadas, conductas que este gobierno no tiene con los más poderosos, como por ejemplo aceptando sin cuestionar los fallos del juez Griessa con relación a los fondos buitres.

Pero el verdadero fundamento de dicha reparación histórica era permitir el blanqueo escandaloso, de quienes durante años evadieron y ocultaron sus cuentas en paraísos off shore.

Todo esto ha generado una fenomenal transferencia de recursos, del bolsillo del trabador y del erario público a mejorar la tasa de rentabilidad de los sectores de la economía concentrada.

Este gobierno está desarrollando un Plan de tres devaluaciones, la primera ya la concretó apenas asumido y fue la devaluación de la moneda, que llevo la inflación a más de un 40%; la segunda devaluación la están ejecutando con el cierre de las paritarias y es la devaluación del salario, con paritarias por debajo de la inflación al no reconocer el desfasaje entre precios y salarios del 2016 y la tercera devaluación está en ciernes y es la devaluación de las instituciones y de los institutos protectorios del trabajo como lo son los CCT, esto lo afirmamos contundentemente ante la presión obscena que ejercen funcionarios del Poder Ejecutivo ante los jueces que no satisfacen sus designios y en materia laboral cuando pretenden realizar adendas a los CCT para desmejorar condiciones ya establecidas en esos convenios.

 En definitiva este Gobierno ha tomado y echo suyo el manifiesto de reclamo del sector empresario, que como paradigma tiene la disminución del costo laboral, son una clase reaccionaria que se han apropiado del estado con el objetivo de recuperar su empoderamiento y que como consecuencia de ello van a profundizar la precariedad y la pobreza.

Están generando una matriz económica que genera la violencia social de ver cada vez más pobres en la Argentina y que se agigante la brecha entre quienes más tienen y quienes más pierden con este modelo.

La caída del poder adquisitivo, la devaluación, la suba de tarifas, la maximización de la rentabilidad por vía de precios y disminución del costo laboral, son la primera generación de medidas de este modelo, tal así como está expresado para el neo liberalismo y los mercados internacionales, este modelo aún está incompleto y así se lo hicieron saber los mercados, cuando ratificaron la calidad de país fronterizo a la Argentina a través de las calificadoras de riesgo.

Es posible que la segunda generación de medidas se implemente después del proceso electoral del mes de Octubre y tiene que ver con seguir endeudándose, para cubrir el déficit fiscal y seguir facilitando la fuga de divisas, recortes, ajustes, integración al mundo como ellos denominan a la apertura de importaciones, mayores desregulaciones financieras, para volver de a poco al esquema de financiarización de la economía que se impone como paradigma mundial.

Hay que agregar a este panorama sombrío que la tasa de interés es utilizada para disciplinar precios como único recurso, alejando de esta forma al BCRA de sus objetivos a favor del crecimiento, el empleo y la estabilidad financiera.

Es absolutamente necesario reclamar al Movimiento Obrero que le dé continuidad al plan de lucha iniciado con el Paro Nacional del 6 de abril pasado, porque aún con sus deficiencias, ha sido es y será el Movimiento Obrero el único con capacidad para lograr el éxito de detener el ajuste de este modelo que está condenando todos los días a miles y miles de argentinos, al desempleo, a la pobreza, a la marginalidad y a la indignidad.

Debe el Movimiento Obrero hacerse cargo de la responsabilidad histórica que tiene y en la que el pueblo trabajador nos ha puesto.

Está claro que el dialogo al que invita este gobierno cuanto mínimo es un quimera, aunque con mucha certeza lo podríamos definir como un dialogo mentiroso y tramposo, solo para ponerle un adorno a los discursos vacíos de contenido de los funcionarios y la prueba palpable ha sido la escandalosa y unilateral decisión del Poder Ejecutivo que utilizo la ilegal vía del laudo para establecer por primera vez desde  su creación  el salario mínimo, vital y móvil por Decreto.

Ya no basta con la respuesta defensiva de una sola actividad, es imprescindible exigir desde el Movimiento Obrero un nuevo trato para los Argentinos, basado en la garantía de trabajo para todos, una política económica que permita recuperar el mercado interno, exportar trabajo argentino agregado, mejor distribución de la riqueza y el empleo, un nuevo esquema tributario y una reforma financiera funcional a la economía real.

LOS DESAFÍOS PARA LOS BANCARIOS

Los bancarios no escapamos a la realidad del País, si bien nuestra paritarias puede inscribirse entre las mejores que se han suscriptos y hoy hay más bancarios que en el 2.015 y se han incorporado la apertura de más de 100 sucursales, lo cierto es que podemos tener consecuencias graves de empleo por tres vías.

La primera de ellas por la situación económica en general, la caída de la actividad económica, del consumo y principalmente del empleo va a golpear más temprano que tarde pero así lo hará sobre nuestra activada, menos empleo registrado significan proporcionalmente menos cuentas sueldos que atender, menos prestamos que dar, menos tarjetas que colocar, etc.

La segunda amenaza es el avance tecnológico sin control y sin participación de la organización gremial para que el impacto no repercuta y  golpee sobre los puestos de trabajo,

Ya nadie imagina un mundo mejor por el avance tecnológico, si bien ninguno de nosotros se negaría a usar ese avance, no menos cierto es que nos damos cuenta que esa tecnología será usada para depredar nuestros puestos de trabajo y agranda la brecha de conocimiento entre quienes tienen las posibilidades económicas y pueden acceder a esa tecnología  y quienes no, y en definitiva eso logra volver una quimera la igualdad de oportunidades.

Además los delitos informáticos por el uso de la tecnología son los más comunes en el sistema financiero

La tercera amenaza es la desregulación desmedida y casi obscena que esta irresponsablemente llevando a cabo el BCRA, permitiendo todo tipo de operaciones en plataformas digitales que van desde Mercado Libre, pasando por los emprendimientos Fintech entre otros, sin ningún tipo de regulaciones que permiten incluso operaciones de lavado de dinero, mientras el BCRA mira para otro lado

Agregado a ello los problemas recurrentes de las entidades financieras con el proteccionismo del BCRA de fomentar todo tipo de tercerizaciones que disminuye la cantidad de empleos en el sector.

Los despidos por goteo, las relocalizaciones de sucursales, las transferencias de activos de un banco a otro, hacen aún más compleja la visión a futuro de la preservación del trabajo.

Es por ello que se hace necesaria una paritaria amplia donde no solo se discuta el salario, sino todas las cuestiones aquí planteadas, más los incumplimientos recurrentes de las entidades financieras a los acuerdos salariales y su vocación de violar la legislación, suponiendo que las leyes son solo parte de un paisaje abúlico que pretenden suprimir.

Debemos darnos una tarea militante de llegar a cada compañero para que interprete la gravedad de esta problemática, y nos acompañe en estos reclamos con la misma intensidad que lo hace con los reclamos salariales.

En épocas de crisis, se requiere comprometerse y tomar decisiones valientes, no hay lugar para mirar para otro costado y pensar que vamos a salir indemnes.

Si bien no hay que caer en voluntarismos y decisiones aisladas, la esperanza y la fortaleza de nuestra lucha siempre nos marcarán el camino de salida de la crisis.

Y está vez de la crisis no solo se sale desde la lucha sindical, sino que también se sale desde la lucha política, de nada sirve obtener una pequeña victoria si quien sigue gobernando obtiene una mayoría legislativa que le permita avanzar más rápidamente con sus políticas nefastas que están causando tanto daño a los trabajadores y a los sectores populares de nuestra Patria.

Cada trabajador es lo suficientemente inteligente para darse cuenta que en el momento de emitir su voto, está votando por su futuro y el de su familia y creemos firmemente que el futuro que nos merecemos no es el que las políticas de este gobierno nos han propinado estos dieciocho meses, invitamos a nuestros compañeros a luchar gremialmente para mantener nuestros derechos y también los invitamos a no acompañar con su voto las políticas de este Gobierno.

Visto lo expuesto la Comisión de Declaración Final propone 44 Congreso Ordinario de La Bancaria, el siguiente despacho:

1)    Aprobar todo lo actuado por el Secretariado General Nacional y el Consejo Directivo Nacional y todos los Cuerpos Orgánicos.

2)    Reclamar que en las revisiones previstas del acuerdo salarial, se de tratamiento a la creación con carácter de obligatoriedad a una mesa de negociación entre el BCRA, las Cámaras empresarias y este Sindicato, para el análisis y desarrollo de los avances tecnológicos sin que ellos signifiquen pérdidas de puestos de trabajo

3)    Reclamar al Ministerio de Trabajo, el BCRA y las Cámara que toda actividad que regule el BCRA tenga con carácter obligatorio el encuadramiento y aplicación del CCT 18/75

4)    Realizar las alianzas necesarias y estratégicas, con organizaciones gremiales, movimientos sociales y movimientos políticos que tiendan a resistir las políticas de ajuste.

5)    Reclamar a la conducción del Consejo Directivo de la CGT, la convocatoria a un Comité Central Confederal para darle continuidad al Plan de lucha interrumpido después del paro del mes de Abril

6)    Reclamar la derogación del Impuesto a las Ganancias

7)    Reclamar una nueva ley de entidades financieras y una reforma tributaria

8)    Rechazar las políticas desregulatorias del BCRA.

9)    Formalizar una campaña de denuncias a los bancos que incumplen con nuestra legislación laboral

10) Facultar al Secretariado Nacional a iniciar un Plan de lucha en caso que las patronales no garanticen las fuentes de trabajo y el cumplimiento de la legislación vigente

11) Aprobar todo lo actuado por el Consejo de administración de La Obra Social , así como las alianzas estratégicas con otros prestadores de la seguridad social para recuperar los afiliados activos, así como facultar a dicho consejo para que lleve a cabo todos los actos útiles administrativos o judiciales en salvaguarda del patrimonio de nuestra obra social

12)  Facultar al Secretario General Nacional a crear una comisión ad hoc para hacer un análisis de reforma del estatuto

13) Incorporar en la próxima paritaria, el trabajo llevado a cabo en materia de genero e igualdad.

 

CABA, 29 de junio de 2017.-